Congreso de Venezuela aprueba procedimiento para remoción de magistrados judiciales

An

CARACAS, 6 abr (Xinhua) — La Asamblea Nacional (AN, Congreso) de Venezuela acordó activar un procedimiento para la remoción de siete magistrados del Poder Judicial.

El Congreso, compuesto en su mayoría por diputados de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD, derecha), aprobó un documento en el que se alude a una “ruptura del hilo constitucional” en Venezuela y la permanencia de un golpe de Estado.

La sesión concluyó con la acusación a los magistrados Calixto Ortega Ríos, Luis Damiani, Lourdes Suárez, Juan José Mendoza, Arcadio Delgado, Carmen Zuleta de Merchán y Gladys Gutiérrez, integrantes de las distintas salas del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

El congreso opositor señala a los siete funcionarios judiciales de concretar un “golpe de Estado” luego de que, a finales de marzo, emitieron dos resoluciones en las que se atribuían competencias de la Asamblea Nacional.

Las resoluciones motivaron un “impasse” entre el TSJ y la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, quien advirtió sobre la violación de la Constitución.

No obstante, la situación fue resuelta luego de que el presidente Nicolás Maduro instó al TSJ a rectificar en su postura.

Sin embargo, la mayoría opositora en el Congreso no reconoció el fin del “impasse” y activó el proceso para destituir a los magistrados aludiendo a lo contemplado en el artículo 265 de la Constitución.

“En Venezuela se agrava todos los días el golpe de Estado (…) en Venezuela no hay separación de poderes si no que se le otorgó a la Sala Constitucional y a Nicolás Maduro”, expresó durante la sesión, el presidente del Congreso, Julio Borges.

La Carta Magna establece que se requieren dos tercios de la composición parlamentaria para activar el procedimiento de remoción de funcionarios del Poder Judicial, es decir 111 votos a favor si se cuenta la totalidad de 167 diputados.

La MUD cuenta hoy con 109 curules, dado que el propio TSJ inhabilitó a dos de sus legisladores por presuntas irregularidades en las elecciones de diciembre de 2015.

Además, la AN se mantiene en situación de “desacato” decretado por el máximo tribunal, tras no haber regularizado su situación posterior a la desincorporación de los diputados.

El ex presidente del Congreso y actual diputado, Henry Ramos Allup, denunció el “desconocimiento” que de parte del Ejecutivo se tiene hacia la Asamblea Nacional, e indicó que el “golpe de Estado” no es nuevo.

Allup se refirió al proceso de designación de magistrados del 23 de diciembre de 2015 cuando, luego de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, el viejo Congreso compuesto por mayoría oficialista aceleró el nombramiento de los funcionarios.

“El golpe de Estado y el desconocimiento de la Asamblea Nacional no comenzó el 30 de marzo, sino desde que se dieron los resultados del 6 de diciembre y el 23 de diciembre con la designación de ‘magistrados express’ que se encargaron de anular la elección en Amazonas” .

En el mismo tono, el primer vicepresidente de la AN, Freddy Guevara, denunció un “secuestro” de las instituciones estatales por parte del Ejecutivo así como la “anulación” de las funciones del Congreso.

La oposición venezolana acompaña las iniciativas en el Congreso con acciones en la calle.

La víspera, una movilización de seguidores de la MUD se dirigió a las inmediaciones del Congreso, lo que ocasionó conatos de violencia.

La agenda opositora continuará mañana jueves, cuando adeptos al sector opositor tomen (como está previsto) la autopista de Caracas (capital) por el lado este.

Comments are closed.